Crónica de una adicta a la máscara de pestañas

January 26, 2018

¡Hola!
¿Cómo estás? Ya casi se acaba el primer mes de este 2018, y uno de mis propósitos es escribirles más acerca de diversos temas.

Platicando con una amiga acerca de hacer reseñas le comentaba que era adicta a las máscaras para pestañas… ¡De verdad las amo!

Según yo iba a dejar de abrir o adquirir nuevas, hasta que mínimo me acabara una de las que ya tenía en uso… ¡Pero no pude!

Hace 3 semanas llegó a mis manos un lanzamiento de L’Oreal, la nueva voluminous super star X fiber, como me había propuesto no abrir más rímel, desistí y dije “no la necesito”, bueno, lo que realmente pasó es que mi jefe dijo: NO, aún no la puedes tener, pero vamos a tomar ese NO como que fue algo que yo decidí. Triste me fui y dije Bye Bye X Fiber.

Pasaron pocos días, aproximadamente 4, y la volví a tener en mis manos, y esta vez no me pude resistir y dije TIENE QUE SER MIA… y pues si… fue mía. Sin importarme nada, la agarré con la excusa de que todas las cosas se tenían que probar antes. La probé, me la puse, me encantó, pero esa es otra entrada para el blog en donde les contaré y mostraré como funciona este rímel de dos pasos.

En ese momento, con un poco de culpa por haber roto un propósito y “desobedecido” órdenes del “jefe” jejeje, me prometí y dije, es la última que voy a abrir y probar hasta que me acabe una de las que tengo en uso… De verdad pensé que lo iba a hacer.

Bueno, llegó el siguiente día, y mi sorpresa fue que llegó parte de lo nuevo de Maybelline, incluyendo su nueva máscara para pestañas Total Temptation… ¡Te lo juro que no lo pude evitar! No pregunté nada, no dije a nadie, la tomé, la abrí, me enamoré… Un día antes había terminado de abrir un rímel (XFiber-Viernes) y al siguiente día ya estaba abriendo otro (Total Temptation-Sábado).

Después de que se dieron cuenta, alguien –que obviamente no sabe que tengo adicción jeje-  me dijo “Ayyyy no tengas culpa, la necesitabas”

Mi jefe me vio con cara de pocos amigos, le mencionó que el día anterior había terminado de abrir uno nuevo, y que tenía cerca de 20 en un cajón, yo sólo sonreí  y él se limitó a decirme: TIENES UN PROBLEMA.

Se refería a problema de adicción, no problemas laborales…. Creo jajaja.

En fin, solo me quedé pensando en que ahora si intentaré cumplir mi propósito de no abrir nuevos rímel hasta que mínimo me acabe dos… ¿Crees que lo logre? Aunque acabo de recordar que hace un mes repuse uno de mis rímel favoritos (Butterfly Sculp)  solo porque alguien cercano mencionó que era buenísimo Jejejeje, pero aún no lo abro… ¿Cuenta como portarme bien, no?

Por cierto, te dejo una lista de mis favoritos, sin un orden específico. Espero que te sirva.